Have an account? Log in or
cuna-segura-cama

De su cuna a su primera cama

cuna-segura-camaSupone un avance importante en el desarrollo del . Muchos padres se preguntan si el pequeño no extrañará demasiado su cunita de siempre. Si vemos que es así, no hay que forzarle. Siempre se puede esperar unos meses más.

¿Está preparado?
Cada niño evoluciona con un ritmo diferente que hay que conocer y respetar. Normalmente, alrededor de los dos años la mayoría suele tener la madurez motora y de desarrollo necesarias para dejar atrás la etapa de la .

Físicamente está preparado si:

  • Ya camina.
  • Puede subir y bajar de la con facilidad.
  • Salta, baila y/o trepa por los barrotes de la cuna.
  • Mide más de 80 cm de altura.
  • Duerme más o menos bien durante toda la noche.
  • Funcionan las rutinas que hemos establecido para que coja el .

Estrategias
Para que la transición de la cuna a la cama sea un momento especial y nada traumático, es buena idea hacer una pequeña fiesta para celebrar que ya es mayor. ¿El premio? Por supuesto, dormir en una cama de mayores, como papá y mamá.

Después mantendremos las mismas rutinas de siempre para que nuestro hijo no note un cambio drástico: cena, cuentito y a la cama, por ejemplo. Si antes no nos acostábamos a su lado, tampoco debemos hacerlo ahora. Si pide nuestra presencia, podemos prometerle que pasado un ratito iremos a verle. Y es importante que lo hagamos: a los cinco minutos, nos asomaremos por la puerta. Si nos llama antes, tampoco pasa nada por acudir a su lado.

Su nueva cama:

  • Lo ideal es que sea una cama baja con un colchón firme. No le hace falta almohada, aunque si queremos poner una, tiene que ser pequeña.
  • No debemos situarla junto a una ventana ni pegada al radiador (se podría quemar).
  • Tampoco conviene que haya estanterías ni cuadros sobre la cama, aunque estén fuera del alcance del pequeño.

¿Y si se cae?

  • Si se pone la cama en el ángulo de dos paredes, habrá dos laterales que le protegerán.
  • El lateral libre y la zona de los pies se puede proteger con un colchón de espuma y varios almohadones o cojines. Así, si se cae, no se hará daño. Puede que incluso ni se despierte.
  • En las cama-nido se puede sacar el colchón de la cama de abajo.
  • Las barras protectoras son la mejor opción si el niño es muy movido y tiende a caerse. Se venden en tiendas especializadas y no son caras. Las dejaremos de usar cuando sea un poco más mayor.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *