Have an account? Log in or
bebe-10-meses

La estimulación entre los diez y once meses

bebe-10-meses

El pequeño continúa gateando e intenta cada vez con mayar asiduidad y empeño pararse y caminar. Por supuesto, muchos de estos intentos terminan en una caída, pero es lo normal, por eso el niño se levanta y vuelve a intentarlo. Ya ha aprendido a girar y a inclinarse para tomar lo que desea.

Las rutinas lo organizan y le otorgan una sensación de seguridad y protección, razón por la cual manifiesta su disgusto ante los cambios de hábitos, tales como un retrasa en su horario habitual de comida o un eventual contacto con una persona extraña.

Actividades para favorecer el desarrollo motriz 

  • Continúe considerando el momento del cambio de pañales como el más adecuado, debido a la gran libertad de movimiento que le permite el estar desnudo, para que el pequeño haga gimnasia. Su hijo ya ha desarrollado múltiples posibilidades motrices y podrá’ aprovechar para disfrutar el momento pataleando, pedaleando, tomando sus piecitos entre sus manos, golpeando las manos entre sí. Permítale que explore su cuerpo de todas las maneras en que él desee y pueda hacerlo.
  • Déjelo de un lugar 3 otro.

Estimule y premie todos los intentos del pequeño para pararse y caminar. Puede ayudarlo, por ejemplo, tomándolo de las manos.

Actividades para favorecer el desarrollo de la coordinación fina

  • Cuando lo deje en el , provéale de varios objetos para que juegue con ellos. Algunos, ofrézcaselos en vueltos en algún papel o dentro de alguna bolsa para que el niño, además, se pueda entretener desenvolviéndolos o introduciéndolos y sacándolos de la bolsa.
  • Muéstrele la mamadera e incite al niño a que la alcance y la tome por si mismo.
  • En el momento de la comida, envuelva una cuchara en una servilleta y pásesela al pequeño de esa manera, de modo tal que él tenga que desenvolverla para comer.
  • Ponga un plato de alguna comida que le guste cubierto con algo (un repasador, la tapa de una olla) y estimule al niño a que lo destape para poder acceder a la comida.
  • Esconda un objeto que 21 niño le guste (puede ser un juguete o cualquier otra cosa con la que. el pequeño esté familiarizado) en una caja o un tarro, tápelo e incite a su hijo a que lo busque.
  • Coloque en las manitos del niño un vaso de plástico de tamaño mediano y color atractivo con algunas pocas gotas de alguna bebida que sea de su agrado e incítelo a que se lo lleve a la boca. A medida que lo haga sin derramar el líquido, vaya poniendo cada vez mayor cantidad de éste en el vaso.
  • Coloque una música que sea del agrado del niño e incentívelo a seguir el ritmo golpeando sus manitas. Si es necesario, ayúdelo tornando las manos del pequeño y haciéndolas golpear entre sí, de modo tal que pueda continuar el movimiento por sí mismo.

Actividades para favorecer el desarrollo del

  • Extienda la mano y pídale al niño que le dé algo que tenga en sus manos o cerca de él. Es importante que lo haga nombrándolo al pequeño. Por ejemplo: “Andrea, dame la cuchara” o “José, alcánzame la mamadera”. Si el niño no lo hace, muéstrele usted cómo hacerlo. Al final, siempre dele las gracias. Esta actividad también ayuda al desarrollo de la coordinación fina,
  • Intente  que el pequeño colabore cuando lo viste. Incítelo a hacerlo diciéndole: “Pasa la mano por acá”, “Levanta esta pierna”, etcétera. Al igual que la anterior, esta actividad también colabora al desarrollo de la coordinación fina.
  • Continúe estimulándolo repitiendo los sonidos y las sílabas que él pronuncia.

Actividades para favorecer el desarrollo social

  • Prosiga con las actividades que venía realizando. Recuerde que es fundamental que el niño se acostumbre la presencia ‘ a entablar relación con otras personas que no sean usted o el grupo familiar más intimo.

Otras actividades

  • Recurra al viejo juego de tornar los dedos del pequeño uno por uno, comenzando desde el pulgar y yendo hacia d meñique, diciendo: “Éste compró un huevito (por el pulgar), éste lo cocinó (por el índice), éste lo peló (por el mayor), éste lo saló (por el anular) y éste pícaro chiquitito se lo comió”.
  • Vaya con su hijo a una plaza o, si lo tiene en el jardín de su casa, párese con él frente a un árbol, Muéstreselo, incítelo a que toque el tronco, tómelo en brazos y déjelo mirar la copa desde una perspectiva más cercana, etcétera.

No Comments Yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *