Have an account? Log in or

La estimulación entre los ocho y nueve meses

En esta etapa, el pequeño ya es todo un experto en la tarea de gatear, si bien también suele desplazarse de otras maneras: echado sobre el vientre, de costado, etcétera.

Con la ayuda de personas mayores, puede iniciarse en algunos pasitos. Se ríe con frecuencia, rueda sobre sí mismo en la cama y comienza a sonreír ante los rostros familiares y a inquietarse ante los extraños.

En relación al lenguaje, pasa de emitir sonidos a pronunciar sílabas y en cuanto a la coordinación fina ya es capaz de tomar objetos pequeños con el pulgar y el índice.

Actividades para favorecer el desarrollo motriz

  • Cuando su hijo vuelva a estar sentado en la cama, tírelo suavemente hacia la izquierda y, luego haga otro tanto, hacia la derecha.
  • Cuando el pequeño esté en el suelo o sobre una frazada, coloque a una distancia de medio metro o más objetos vistosos que sean de su interés, para que deba trasladarse en pos de tomar contacto con ellos.
  • Siente al niño en la cama, colóquese frente a él, tómele los pies y levántelos suave pero firmemente. No se inquiete: e! pequeño irá perdiendo paulatinamente el equilibrio, hará esfuerzos para mantenerse sentado y, finalmente, caerá hacia atrás. Pero el esfuerzo hecho para no caer será un buen ejercicio para él. Realícelo dos o tres veces.
  • Tome al niño de las axilas y ayúdelo a dar pequeños pasos.

Actividades para favorecer el desarrollo de la coordinación fina

  • ¿Es capaz de conseguir uno de los ya viejos teléfonos a disco? Si lo hace, será un excelente juguete para que el niño coloque el dedo en el hoyo y experimente sus capacidades intentando hacer girar el disco.
  • Preséntele objetos que pueda apilar, tales como cubos de diferentes tamaños.
  • El pequeño ya es capaz (o está a punto de serlo) de colocar objetos pequeños dentro de otros más grandes. Por eso, proporciónele, por ejemplo, una cala pequeña, otra mediana y otra grande, de manera tal que pueda experimentar con ellas.
  • Haga lo mismo con un juego de ensaladeras de plástico.
  • Proporciónele monederos, bolsas, carteras para que el niño pueda investigar cómo se abren y se cierran. También puede darle algunos objetos pequeños para que experimente colocándolos dentro.
  • Tome una buena cantidad de papel de aluminio, arrúguelo en forma de varias pelotas de medianas a grandes y vaya tirándoselas al pequeño. No tema: son sumamente livianas y no pueden causarle daño alguno. Permita que el niño juegue y experimente con ellas.

Ate un objeto atractivo a un soga o hilo y preséntele al niño el otro extremo de la soga e incítelo a obtener el objeto tirando de la cuerda.

  • En el momento de la comida, anímelo a que vaya aprendiendo a hacer las cosas por su cuenta: tomar un vaso, usar la cuchara, etc.
  • Luego de la comida o en cualquier otro momento, pásele un bocado de fruta para que coma soto,
  • Ármele una orquesta casera: siéntelo y coloque frente a él cacerolas de metal de distintos tamaños y permítale también de algo que le permita golpearlas: una cuchara de madera, una varilla, etcétera.

Actividades para favorecer el desarrollo del Lenguaje

  • ¿Recuerda que desde hace meses usted ya viene señalándole y  nombrándole las cosas? Lo hizo con las figuras de un libro o revista, con los objetos y personas de la casa, con los artículos que se exhiben en el supermercado donde usted realiza la compra diaria, Ahora, hágalo con las partes del cuerpecito de su hijo: cuando lo esté cambiando (ya que estará desnudo) o en cualquier otro momento que usted crea propicio, tóquele d pie y dígale: “pie”, tóquele la boca y diga «boca”, tóquele la mano diga: “mano”.
  • Léale al niño, de manera lema. Puede hacerlo con un libro de cuentos ilustrado, un poema, una revista o, estando en el restaurante, con parte de la carta. El pequeño no comprenderá de manera absoluta todo lo que usted le dice, pero oirá las palabras y las distintas expresiones y tonos de voz. Por eso, es importante cine si, por ejemplo, le está contando una historia donde intervienen varios personases (un cerdito y un gato, por citar un caso) encuentre una voz particular para cada uno de ellos.
  • Repita las sílabas que emite su hijo. Si a dice “da -da” o “me-me” mírelo a los ojos, sonríale y repítale lo que él dijo.

Actividades para favorecer el desarrollo social

Continúe con las actividades planteadas para los meses anteriores: Llévelo a plazas, haga que la acompañe a hacer la compra, realice o participe de reuniones junto a él permita que los otros integrantes del círculo familiar tomen contacto corporal con él: que lo alcen, que lo ayuden a comer, etcétera.

Otras actividades

  • Realice una sencilla función de . Sólo necesitará dos medias de colores atractivos, colóquese una de ellas en cada mano y ponerse frente al pequeño, que deberá estar en una posición cómoda. Una vez hecho esto, cree un personaje para cada una: elija una voz, un nombre,  etcétera.

No Comments Yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *