Have an account? Log in or

Comenzar la estimulación al recién nacido

El instante del nacimiento no es, precisamente, el momento cuando comienza la estimulación. Cuando el niño veía luz del mundo, ya ha sido estimulado en su vientre a través de, por ejemplo, la que usted escuchaba mientras él crecía en su útero. Durante el primer mes de vida, es importante antes de comenzar la estimulación, verificar que estén bien presentes los siguientes reflejos:

  • De succión, que es el que le permite comer.
  • De prensión, que tiene lugar cuando alguien le pone un dedo sobre la palma de la mano y el bebé responde tomándolo con fuerza.
  • De moro –también conocido como del sobresalto- que se produce cuando el bebé está alarmado o sorprendido y que consiste en extender brazos y piernas hacia fuera y enderezar el cuerpo.
  • El llamado reflejo de marcha automática se produce cuando el infante siente presión en la planta de los píes ante esto, comienza a moverlos alternativamente corno si estuviera caminando.
  • Por último, el de hocicar que consiste en darse vuelta con la boca abierta cuando se lo toca en la mejilla.

¿Cómo es el niño en esta etapa? La mayor parte del tiempo su posición es muy similar a la que tenía cuando se encontraba en el útero materno. Si bien estira piernas y brazos, ese movimiento suele durar muy poco tiempo y vuelve rápidamente a la . Durante el primer mes, pasa la mayor parte del tiempo durmiendo. No distingue entre el día y la noche y suele dormir más de veinte horas diarias, con interrupciones cada dos o tres horas para comer. Otras  características del bebé en esta etapa son:

  • Cuando se levanta aún no puede enderezar la cabeza.
  • Suele llorar evidenciar desagrado ante lo siguiente
  • Estar demasiado abrigado  o sentir frío.
  • Tener hambre.
  • Estar sucio.
  • Tener demasiado ajustada.
  • El exceso de ruido en el ambiente.

Actividades para favorecer el desarrollo motriz

  • Colóquelo boca abajo en la cama y empuje con su mano un piecito hacia delante, hasta que el pequeño avance un poco. Luego, haga otro tanto con el otro pie. Eso fortalecerá su musculatura.
  • Acuéstelo en diferentes posiciones: derecha, izquierda boca abajo y boca arriba.
  • Tómelo en brazos y mézalo suavemente.
  • Ponga al niño de espaldas, tómelo de las manitas y tire muy lentamente hacia delante hasta sentarlo. Luego, también en forma muy lenta y suave, vuelva a acostarlo,
  • Actividades para favorecer el desarrollo de la coordinación fina
  • Póngale un dedo en su manito para que lo apriete; si no lo hace, incítelo a hacerlo.
  • Cuando lo alimente (sea con el pecho o con la mamadera) coloque bien el pezón o la tetina en su boca, para que aprenda a chupar de manera adecuada.
  • Póngale el chupete y muévalo en su boquita para que se ejercite en chupar.
  • Actividades para favorecer el desarrollo del lenguaje
  • Háblele desde el primer momento. Nunca es demasiado temprano para comenzar la estimulación del lenguaje.
  • Mírelo a los ojos y emita sílabas tales como  da”, “mi, mi”, etcétera.
  • Actividades para favorecer el desarrollo social
  • Permita que personas de confianza tomen al niño en brazos.

Otras actividades

  • Coloque un móvil sobre la cama, a aproximadamente 50 cm de los ojos del niño, Con ello, estimulará su vista y, si intenta tocarlo cosa que es muy probable, también su musculatura.
  • Tómelo en brazos y trasládese en el espacio con él mientras le habla o canta. Hágalo escuchar el sonido del sonajero.
  • Hágalo escuchar música.

Haga del momento del baño, no sólo una instancia de higiene, sirio también de juego, aprendizaje y estimulación. Tome al niño de manera que se sienta seguro y déjelo disfrutar del agua y experimentar movimientos en contacto con ella.

No Comments Yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *