Have an account? Log in or

Las primeras cosas que mira nuestro bebé

Primeros Juguetes:
Además de las caras, los bebés pequeños tienen preferencia por cierto tipo de objetos para observar. Estos no necesitan ser precisamente juguetes, pues todo es nuevo para ellos y potencialmente interesante. Siempre tienen riesgos destacados. Dibuje una cara en un plato de papel o use una fotografía.

Debe darle mucho tiempo al bebé para responder a las cosas que lo muestre. Sus reacciones son cuál lentas que las del adulto. Puede esconder objetos bajo el colchón de su cuna o cochecito.

Móviles:
Una vez que el bebé puede girar la cabeza a ambos lados, al estar de espaldas, puede comenzar a colgar objetos sobre su cuna, coche o cambiador o cerca de su silla. Hay muchas ideas para hacer móviles de diversas clases.

Para un móvil muy simple, cuelgue un objeto brillante y sencillo como un globo, atado a un trozo de hilo clavado en el techo.

Cuanto más liviano sea el móvil se moverá con una corriente de aire y así captará la atención del bebé. Para un móvil más elaborado, fije un gancho en el techo, cuelgue una percha de un trozo de soga y ate objetos en la percha para que se balanceen. Acomódelos para que se destaquen las diferencias de tamaño, forma, color y textura y reemplácelos o acomódelos a menudo- para evitar el aburrimiento. Aquí hay algunas ideas:

Cartón o tela cortados o plegados, con formas atractivas y decorados con lápices de fieltro: figuras de goma, o lentejuelas.

Una hoja plateada, suavemente arrugada y/o perforada.
Adornas de Navidad
Globos Tapas de botellas
Potes de yogur
Cinta

Colgantes:
Un buen modo de ofrecer al bebé cosas para observar desde su cuna, es una soga o un elástico largo, asegurándolo a las barras de cada lado. Se pueden atar o enganchar objetos que rebotarán cuando el niño los toque, si se usa elástico.
Utilice objetos livianos, incluyendo algunos de los sugeridos para móviles. También es importante el contraste entre los objetos y el cambio periódico de lo mismo.

Variedad:
Es esencial para el bebé pequeño, porque su tiempo de atención es extremadamente corto. Además de tener variedad de cosas para observar, necesita pasar el tiempo en lugares
y posiciones diferentes.

El tiempo en la cuna o el coche debe ser alternado con periodos en una manta o alfombra Suave, sobre el piso; en una silla de bebé, a partir de las seis semanas de vida; sostenido con almohadones o almohadas p en el ángulo de un sillón o en el centro de la cama. Modifique la posición del bebé para que pueda mirar el salón desde varios ángulos y llévelo con usted de cuarto en cuarto, para que vea qué hace. Al bebé le gusta que haya gente a su alrededor en actividad y estar elevados para ver las cosas desde arriba. Las lámparas, los espejos y la televisión son, generalmente, sus objetos favoritos.

Escondidas:
Al bebé le gusta sorprenderse viendo la cara de alguien que aparece repentinamente desde atrás de sus manos y acompañada de un “buu”. Así se comienza a aprender que las cosas existen aun cuando no pueda verlas.
El juego es un excelente modo de comunicación con el bebe pequeño. Varíe espiando desde atrás de los muebles.
Cuando sea más grande, el niño tomará la iniciativa de las ‘escondidas’.

Cosas que se mueven:
Desde que nacen, los bebés se fascinan con las cosas que se mueven y que intentan seguir con la vista. Puede colgar objetos coloreados y brillantes a 25 cm. de su cara y moverlos primero lentamente de lado a lado, y después en otras direcciones.
Los bebés más grandes se divierten viendo el movimiento de globos y pelotas, especialmente si son usados para tirar contra ladrillos y bolos.

Juguetes que saltan:
Producen el mismo placer que la ‘escondida’ y cumplen funciones similares. Dibuje una cara en una cuchara de madera y haga que suba y baje por un tuvo vacío. Puede pegar lana o algodón para el pelo y decorar el tubo con papel o tela de colores brillantes.

Salidas:
Sacar al bebé en su cochecito proporciona nuevas formas de estimulación para ver las cosas. Aún colgado en negocios y a la gente que encuentran.
Si sale al jardín. ubique al bebé para que pueda ver el movimiento de hojas, la ropa lavada, las sombras y las nubes.

No Comments Yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *